¿Eres un ser de alas o de jaulas?

<p>kurma, kurmarajadasa, tantra mujeres, entrevistas tantra, escuela tantra, viajes espirituales, viajes india,</p> <p>tantra madrid, tantra london, tantra miami, tantra canarias, tantra tenerife, tantra cdmx, tantra mexico, tantra moscow, тантра Москва, tantra mujeres, tantra embarazadas,</p>
¿Sabías que es más común de lo que crees que entre las parejas no haya sexo?. Que contradictorio suena dado que el sexo es uno de los grandes placeres de la vida para muchos. Aunque o cuando no tiene fines evolutivos suele dejarse a un lado. Lo curioso es que cuanto más se tiene, más sexo se quiere. Lógica que funciona igual en el caso contrario. Cuánto menos sexo se tiene en una pareja, menos se quiere, al menos con la misma persona.

Dentro de mi experiencia profesional como terapeuta me he topado con muchos hombres y mujeres que me preguntan con frecuencia ¿cuál es el motivo por el cual el deseo sexual y los encuentros sexuales con sus parejas cambia tan drásticamente durante el matrimonio?.

Y las estadísticas dicen que no sólo cambia en frecuencia sino en calidad y entrega. De acuerdo a un estudio realizado en el 2015 en Estados Unidos, el término “Sexless marriage”, -matrimonio sin sexo-, fueron las palabras más buscadas en Google. Tras una encuesta que se realizó en Japón detalló que más del 50% de las parejas llevaban un mes sin tener sexo al momento de la encuesta, un índice similar arrojan estudios en España. Indicadores que demuestran que el sexo entre las parejas es un tema que va de caída, y que sin juzgar el género, la mayoría de las ocasiones termina en infidelidad entre las parejas.

Por otro lado el hombre es programado para ser proveedor económico y protector, pero no se le permite la sensibilidad emocional.

La nula vida sexual en pareja causa frustración en la mujer, baja autoestima, depresión, sobrepeso entre otras consecuencias que va deteriorando su relación con su pareja y lo que es peor aún su relación con ella misma ya que posterga todas sus necesidades y la vida misma. Ante estas historias generalmente se culpa “al hombre” por su insensibilidad y abandono pero la mujer no tiene la conciencia de que es ella misma quien se abandonado primero. Si tú eres una persona que está viviendo o vivió esta experiencia continúa leyendo que hay varias ideas que debemos considerar.

Empecemos por aceptar que una infidelidad no se da de un día para otro, generalmente desde tiempo atrás ya no hay el mismo interés y afecto, la comunicación es breve y necesaria, ya no hay encuentros sexuales, es decir, “la cama se enfría” y en la mayoría de los casos uno o ambos no hablan de la situación entrando en un conformismo y una pasividad que lacera no únicamente la relación si no a ellos mismos. En este tipo de relaciones, por lo general, los escasos encuentros sexuales son muy genitalizados, muchas parejas expresan la siguiente frase, “a lo que vamos y ya”, situación que es placentera para el hombre pero muy frustrante para la mujer ya que ella por su biología necesita mucho más estimulación. Lo que ella ignora es que dentro de su relación se ha objetivizado ella misma, es decir se convierte solo en un objeto pasivo y receptivo de la necesidad sexual de su pareja, generalmente no se atreve a ser coqueta y seductora, a despertar su creatividad por miedo a ser juzgada.

El Tantra es una camino de sanación, de evolución, te ayuda a ser un Ser completo.

Una condición más que complica la situación es la llegada de los hijos ya que es el contexto perfecto para que la mujer se enfoque en su papel programado de ser madre olvidando que ante todo es mujer. Cambia su ropa, cambia su actitud, deja de lado la sensualidad, la seducción y posterga el sexo lo que agota sus energías siendo mamá. En muchas mujeres es el pretexto perfecto para alejar a su pareja sexualmente.

Conforme el tiempo va pasando se va consolidando la familia, las dinámicas cambian, las necesidades también y con ello las prioridades. Tanto la mujer como el hombre se olvidan de ser pareja adaptándose a una vida plana y de pose ante las exigencias sociales y religiosas para las que fueron programados. Mi experiencia personal afirma que todo este proceso es consecuencia de las programaciones con las que crecimos ya que desde el momento en el que nacemos tenemos asignados nuestros roles dependiendo del sexo que tenemos, es lo que se espera de nosotros. Cuando se contrae matrimonio cada uno tienen programada su función, su responsabilidad y su papel, cumpliendola a cabalidad sin cuestionar. La mujer tiene programado el esquema de “buena esposa”, así fue educada, y una buena esposa es la que tiene en orden la casa, los hijos, atiende las necesidades de todos, administra el gasto y apoya incondicionalmente a su esposo, postergando sus necesidades. Dentro de ese esquema no se atreve a ser una esposa seductora, sexual, libre y abierta a expresar sus deseos y gustos.

De acuerdo a un estudio realizado en el 2015 en Estados Unidos, el término “Sexless marriage”, -matrimonio sin sexo-, fueron las palabras más buscadas en Google. Tras una encuesta que se realizó en Japón detalló que más del 50% de las parejas llevaban un mes sin tener sexo al momento de la encuesta, un índice similar arrojan estudios en España.

Por otro lado el hombre es programado para ser proveedor económico y protector, pero no se le permite la sensibilidad emocional. Además es el responsable de la satisfacción sexual de la mujer. Entonces, el resultado es que es un hombre incapaz de sensibilizarse a las emociones afectivas.
Y en esas funciones que se deben cumplir se nos va la vida esperando a ser recompensados y esperando que la suerte falle a nuestro favor para tener la vida que se espera.

Para las parejas en éstas condiciones, o las personas sin pareja que desean volver a tenerla, hay mucho que aprender a través del Tantra ya que es el camino de sanación, donde aprendes a ver las programaciones que te detienen, donde aprendes a ver tus heridas no integradas para convertirlas en tu maestra, donde renuncias a las expectativas y vives una realidad de tu existencia como un ser irrepetible. En el Tantra aprendes a ser un ser completo. Cuando tienes una pareja la tienes para vivir la vida de manera plena en comunión. Pero si esa pareja aún no llega, no eres un ser incompleto, eres el mismo ser que solo espera hallar otro para compartir su plenitud.


Tantra para Devis

El Tantra se transmite practicando lo estudiado. Experimentamos desde nuestra vida no tanto para mejorar, sino para reconocer la belleza que llevamos dentro: el Ser auténtico. La sociedad crea e infla el EGO y éste es la gran mentira que nos roba la belleza, pero que, a la vez, nos ayuda a movernos en ella.

Consigue nuestro libro en EspañaConsigue nuestro libro en México

Libros, exclusivos para mujeres, para que puedas comprender, profundizar y sanar tus emociones y sexualidad.


Recuerda: si te parece caro el conocimiento, disfruta la ignorancia.

Votos: 
Promedio: 4.4 (8 votos)

Añadir nuevo comentario

Conoce al autor

Imagen de Devi Duti Kalidasa

Se fiel a ti mism@. Para terapias, consultas y cursos contáctame vía WhatsApp.

Consigue nuestro libro en EspañaConsigue nuestro libro en México

Terapeutas

Imagen de Guru Raulinga
Madrid y Varsovia
+34 656 717 659
Imagen de Devi Duti Kalidasa
Ciudad de México
+52 155 1452 9515
Imagen de Saiva Nicole
La Paz, California
+52 1 444 593 2738

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese para nuestras actualizaciones mensuales.

Contáctenos