La verdadera mujer empoderada

tantra, masaje tantra, tantra para mujeres, eyaculacion femenina, amrita, yoga, polanco, mexico
Siempre he admirado que una mujer tenga el valor y la fuerza de salir adelante por sí misma. Las circunstancias adversas que enfrenta sólo por ser mujer, las complicaciones que pueda vivir con la pareja, son múltiples y variadas. Y es que yo misma fui testigo de esa lucha diaria, fui criada en un seno familiar monoparental. Muchas mujeres están dotadas de actitud e inteligencia para sortear las dificultades económicas y los retos que el papel de madre exige dependiendo de la etapa de los críos, para sortear los obstáculos profesionales y económicos, para ser sustento de la casa. Otras, en cambio, si desarrollaran su inteligencia emocional y financiera podrían elegir una vida independiente y plena. Ignoran que la vida no es cuestión de suerte sino de decisión ante cualquier circunstancia. La lucha es válida, siempre aporta frutos, pero para poder avanzar es prioritario desechar todo lo que no sirve, lo que duele, lo que frena tu evolución profesional y/o financiera, todo lo que no aporta sin temer a renunciar a los apegos.

Tener hijos, aún estando en pareja supone fuertes sacrificios, quien ha elegido libremente realizarse en ese camino lo toma con mejor filosofía y menos frustración. Puedo asegurar, según mi experiencia personal, que la gran mayoría de las mujeres son madres como consecuencia de una vida sexual no planificada inteligentemente y en muchas ocasiones no es un plan sustentado en el amor a la pareja o la familia. Independientemente de si es el padre o la madre quien se quede al frente de la crianza de los hijos, sabemos que el reto más grande no es sólo el aportarles de todo lo que necesitan económicamente, este aspecto siempre está cubierto ya que de una u otra forma conforme se van sorteando los retos que se presentan.

Tanto los hombres como las mujeres que criamos solos a nuestros hijos sabemos que lo que verdaderamente implica un reto mayor en este rol, es brindar a los hijos una crianza libre de nuestros propios miedos, de nuestras propias frustraciones, de nuestras creencias limitantes y de los problemas que surgieron con la pareja con quien se engendraron. Me di cuenta que siendo madre, cuando decidía todo por mis hijos también estaba decidiendo su fracaso. Esto implica un trabajo personal que lleve a la congruencia, al crecimiento y a la plena conciencia de nuestros propios demonios, buscando un equilibrio que permita conocernos a nosotros mismos no sólo como padres sino también como hombres y mujeres realizados.

El reto de ser sustento económico, que sin duda alguna cada vez es más difícil, no justifica que dejemos de lado la convivencia sana y la comunicación efectiva con quienes esperan más de nosotros como padres. Es prioritario que no dejemos de trabajar y realizar los objetivos y metas que como personas nos hemos propuesto. Comprometernos en un estilo de vida que considere nuestra realización personal es la primera responsabilidad que debemos exigirnos. Hablemos de pareja, de logros profesionales o académicos, de viajar, de ejercer una vida sexual plena y libre, etc. Es necesario concienciarnos que en la medida en la que uno reconozca el derecho de la realización propia eleva nuestra autoestima y que nuestros hijos requieren que sus padres les modelen una vida plena basada en la autorresponsabilidad y el crecimiento propio. Es muy importante que te preguntes: ¿qué puedes aportar a tus hijos si estás lleno o llena de miedos y frustraciones?

Postergar nuestras necesidades por los hijos nos puede llenar de vacío, de una vida apegada a la sóla creencia de que ser padres o madres debe ser siempre sacrificio. Nuestros hijos no requieren y ni admiran a sus padres con esa postura ante la vida. Lo importante es buscar el justo equilibrio. El hecho de ser padres no debe ser sinónimo de frustración, de culpas, de no realizar metas sino todo lo contrario debe implicar siempre retos, sanación, crecimiento, autorresponsabilidad en la búsqueda de la mayor plenitud de vida, eso da autoridad, credibilidad y motivación a quienes siguen nuestros pasos. Lo chicos de ahora necesitan padres que admiren y respeten. Necesitan modelos a seguir.

Hablando de mi experiencia personal, a mí me fue necesaria una guía profesional, cuando busqué apoyo zarandee la vida, evité a toda costa quedarme en la pasividad y en el ciego e inconsciente deber. Con mi proceso terapéutico desarrollé la conciencia de que cómo mujer y madre tenía el derecho de elegir experiencias que me brindaran a la par la realización de mis proyectos de vida. Concluí que sin importar si eres hombre o mujer, la planificación de nuestra vida es importante. Es necesario que desde lo más temprano posible se defina un proyecto de vida en donde se incluyan los objetivos que se quieren lograr a lo largo de ella. Me di cuenta que los mandatos religiosos y/o culturales exigen cumplir una norma que puede ir contra de nuestras metas personales.

Hoy sabemos que el casarse y sustentar una familia, tener a los hijos que puedes y quieres tener no es cuestión de suerte. Es cuestión de hacer conciencia de nuestra propia existencia, de ejercer el derecho a decidir antes de que pagues las consecuencias y lo hijos crezcan pagando las consecuencias de tu falta de compromiso contigo. Ante cualquier situación en la que te encuentres, no vivas en la culpa, no vivas en el vacío, en el enojo. Muévete, busca ayuda, genera las alternativas que te hagan estar bien contigo y con los que decidiste compartir tu camino. La gran mayoría de los seres humanos nos quejamos con frecuencia de los resultados que tenemos en los distintos papeles que desempeñamos en la vida. Sin embargo, difícilmente cuestionamos nuestras creencias y vivimos apegados a la indecisión por miedo al resultado de probar algo nuevo. Vivir de esa manera nos lleva a pagar un precio muy alto obteniendo los mismos resultados “seguros” pero sin verdadera pasión y entrega. Ten presente que “si sigues haciendo lo mismo de siempre, obtendrás siempre los mismos resultados, no esperes nada diferente” -decía Albert Einstein.

Votos: 
Promedio: 3.4 (5 votos)
Para recordar: 
  • Renunciar a todo lo que no es útil te permitirá conseguir tus sueños.
  • Cuando decides todo por tus hijos, también decides su fracaso.
  • ¿Qué puedes aportar a tus hijos si estás lleno o llena de miedos y frustraciones?
  • La planificación de nuestra vida es importante y necesaria.

Añadir nuevo comentario

Conoce al autor

Imagen de Saiva Yadira

Soy psicóloga formada en la UAM. Me encontré en el Camino al Tantra Śivaíta, dándome cuenta que sí era posible cambiar los resultados en mi vida, aprender de los miedos, de los obstáculos y del dolor.

Terapeutas

Imagen de Guru Raulinga
Madrid y Varsovia
+34 656 717 659
Imagen de Devi Duti Kalidasa
Ciudad de México
+52 155 1452 9515

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese para nuestras actualizaciones mensuales.