Estrevista a Lluvia, una tántrica de Coahuila

tantra, masaje tantra, tantra para mujeres, eyaculacion femenina, amrita, yoga, polanco, mexico
En días pasados pude platicar con Lluvia, discípula de Devi Duti Kalidasa, aprovechando el aislamiento, nos dimos tiempo para una larga y divertida llamada telefónica. Lluvia vive en el Norte de México, en Monclova. Lleva casada 13 años con su primer amor. Tienen 2 hijos. Hace un año que empezó a estudiar Tantra.

Lu: ¿Porqué empezaste a estudiar Tantra?
Lluvia: Empecé por sanarme yo, estudié Theta Healing, y me ayudo muchísimo, pero me di cuenta que solo estaba sanando del chakra del plexo solar al 7º.

Lu: ¿Cómo fue tu primera sesión de Tantra?
Lluvia: Fue versión Disney, dice muy divertida. Mi esposo y yo hemos establecido nuestra relación como dos personas libres que deciden estar juntos. Yo no tengo que pedirle permiso a él ni él a mí. Uno a otro no nos vamos a chingar. Ese es nuestro compromiso. Así que mi esposo fue el primero en tener su sesión con Devi Duti Kalidasa y luego me dijo "vas". Suena raro, estudiamos Tantra pero somos monógamos. Mi primera sesión me sorprendió. Vengo de una familia muy religiosa, cristiana. Mi papá es pastor. En mi casa nunca vi a mis papás darse un beso, agarrarse de la mano ni demostrarse afecto. Fui educada con el "no salgas", "no te vistas así", pura cosa de rancho. Cuando llegué a la primera sesión creía que eso estaba sanado. No paré de llorar, ni en la sesión, ni en las siguientes horas. Eran lágrimas de limpia, estaba sanando.

Lu: ¿Qué es lo que sientes que más te ayuda en tu estudio?
Lluvia: La sadhana, los derviches me han ayudado a liberar. Me funcionan diferente que el ejercicio del gimnasio o la meditación. No sé cómo explicarlo. Me suceden cosas que digo ¡ah cabrón!, me pierdo, me voy, me llegan visiones. Chispazos donde me conecto a algo más allá. Soy mucho más consciente de lo que comparto.

Lu: ¿Cómo ha influido en tu vida estudiar Tantra?
Lluvia: Reconocer mi cuerpo y saber qué partes están más despiertas. Pude despertar el cuerpo entero. Imagínate, ¿cómo te va a poder excitar que te toquen la pantorrilla? ¿El dedo? Pues pasa. También me ha ayudado a desbloquearme. La religión, las creencias te van bloqueando, el sexo por donde quiera es tabú. Pero Tantra no nada más es sexo. Es consciencia, atención, cuerpo. No nada más coger e irte. Es despertar una energía que te recorra el cuerpo entero, la Kundalini. Ah, y ya no aprieto los dientes en la noche.

Lu: ¿Cómo manejas este tema con tu círculo?
Lluvia: No lo hablo, es del diablo. Solo con mis amigas más cercanas. Algunas dicen que ellas ya para qué, otras se emocionan.

Lu: ¿Tantra influye en tu maternidad?
Lluvia: Vengo de un lugar donde me enseñaron que una mujer siempre debe estar vestida, me decían: acuéstate con calzones, hay animales que se te meten ahí. A mí antes me molestaba que mi hijo se acomodara los testículos y el pene. Creo que podré educar a mis hijos con más libertad y naturalidad.

Lu: ¿Si pudieras decirle algo a las mujeres, qué sería?
Lluvia: ¡Despiértense cabronas! Es triste ver la resignación de algunas, listas cuando ellos quieran, sexo por obligación, a la de a huevo.

Muy contentas, después de varias risas, nos despedimos, sabiendo que con esta llamada hemos iniciado una relación de complicidad femenina.

Votos: 
Promedio: 5 (2 votos)

Categorías:

Añadir nuevo comentario

Conoce al autor

Imagen de Lu Zamarron

Actuaria de profesión, escritora de vocación. Me gusta aprender. Estudio Stand Up Comedy. En el tema de sexualidad me parece que en Occidente, estamos en pañales.

Terapeutas

Imagen de Guru Raulinga
Madrid y Varsovia
+34 656 717 659
Imagen de Devi Duti Kalidasa
Ciudad de México
+52 155 1452 9515

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese para nuestras actualizaciones mensuales.